ANTONIO VEGA

Esto me ha jodido mucho.
Pero no por ello os voy a castigar con un lapidario epitafio sobre la vida y obra de un genio de la música.
No merece la pena. A estas horas una legión de cronistas de lágrima póstuma están alzando el pedestal que coronarán con la figura frágil y enjuta de un ídolo más. A estas horas están buceando en rumores y leyendas de sus años de plomo, los primeros 90 en los que Antonio Vega se despeñaba por la oscuridad, y el deterioro físico empezaba a forjar su leyenda, como si quisiera dar la razón a los que le llamaron ese chico triste y solitario. Fue entonces cuando, lejos de Nacha Pop, inició una carrera en solitario llena de grandes creaciones, repletas de melancolía y sentimiento.

Hace unos meses pude verlo por última vez en concierto, en Toledo. Débil, pálido, encorvado sobre sí mismo y su guitarra, aferrándose a su música como un poeta guerrero, nunca derrotado pero tantas veces dado por muerto. Cuánto me alegro de haberlo visto por última vez
Queda su música. Menudo legado.

Os dejo con un clásico de Serrat con voz de Antonio Vega. Aparte de gran compositor y creador, era un gran intérprete, y esta es la prueba.

Ahora tú, no dejes de hablar.
Somos, coordenadas de un par.
Incógnita que aún falta por despejar.

Facebook Comments

4 comentarios en “ANTONIO VEGA

  1. Me uno al sentimiento y aporto aquí la pista a una joya menos escuchada pero que fascina por su sensiblidad en letra y música:

    «A trabajos forzados»

    A trabajos forzados me condena
    mi corazón, del que te di la llave.
    No quiero yo tormento que se acabe,
    y de acero reclamo mi cadena.

    No concibe mi alma mayor pena
    que libertad sin beso que la trabe,
    ni castigo concibe menos grave
    que una celda de amor contigo llena.

    No creo en más infierno que tu ausencia.
    Paraíso sin ti, yo lo rechazo.

    Que ningún juez, declare mi inocencia,
    porque, en este proceso a largo plazo,
    buscaré solamente la sentencia
    a cadena perpetua de tu abrazo.

  2. El mayo del año pasado no fue un buen mes. Días después de Antonio Vega también nos dejó Mario Benedetti…

  3. Lucha de gigantes convierte
    El aire en gas natural
    Un duelo salvaje advierte
    Lo cerca que ando de entrar
    En un mundo descomunal
    Siento mi fragilidad
    Vaya pesadilla corriendo
    Con una bestia detrás
    Dime que es mentira todo
    Un sueño tonto y no mas
    Me da miedo la enormidad
    Donde nadie oye mi voz
    Deja de engañar
    No quiero ocultar
    Que has pasado sin tropezar
    Monstruo de papel
    No se contra quien voy
    O es que acaso hay alguien mas aquí
    Creo en los fantasmas terribles
    De algún extraño lugar
    Y en mis tonterías para
    Hacer tu risa estallar
    No quiero ocultar
    Que has pasado sin tropezar
    Monstruo de papel
    No se contra quien voy
    O es que acaso hay alguien mas aquí
    Deja que pasemos sin miedo.

    «Amores perros» y «Lucha de gigantes»…combinación perfecta.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.