Europa en una mirada a través de los cristales

La imagen de Reuters corresponde a la llegada de la canciller alemana a la reunión del Consejo Europeo, el pasado 23 de noviembre en Bruselas.

La fría mirada de Angela Merkel que recoge la instantánea, dice muchas cosas. Tantas que darían para plagiar a Javier Cercas y descomponer la anatomía del instante que captura el objetivo.

Cabe la determinación temeraria de quién conduce con mano de hierro alemana un proyecto creado, precisamente, para evitar que nunca más hubiera más  Manos de Hierro Alemanas sometiendo Europa.

Cabe el azul grisáceo, mortecino, metálico del proyecto europeo en Bruselas, gélido como el Flandes que se dibujaba en el Alatriste de Pérez Reverte.

Cabe la dureza con la que se juzga desde las alturas a los vagones traseros de la Europa que se asoma al Mediterráneo, instalados en el paro y la recesión.

Cabe, tal vez, el temor a los retos inminentes y a la propia debilidad, visible como nunca antes.

Cabe, quien sabe, la incertidumbre y la duda por conocer  cuál será el veredicto de la Historia a quien se sabe principal instigadora del austericidio (¿expansivo?) europeo.

Preludio de un post sobre Europa, proximamente por estos lares.

Que la miserias patrias ya cansan un poco y hay mucha miseria que contar de allende el Pirineo

Facebook Comments

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.