Austeridad hacia la nada

Nada peor en política que tomar decisiones amargas que se anulan a sí mismas. Desde el famoso sangre, sudor y lágrimas de Churchill, todos los expertos en comunicación política asumieron que el círculo virtuoso del éxito exige ciertas dosis de medicina amarga para hacer entendible al ciudadano el objeto de su sacrificio: la promesa de la mejoría inmediata. Rajoy se enfrenta a su peor escenario. Recortes baldíos, inútiles, porque decisiones domésticas anulan los efectos de las medidas draconianas que emprende. El camino a la austeridad es, más que nunca, el camino hacia ninguna parte.

Leer más "Austeridad hacia la nada"